sábado, 22 de noviembre de 2008

Sismicidad y Vulcanismo

La corteza de la Tierra tiene una superficie desigual que se llama relieve terrestre. Dicho relieve sufre constantes cambios, estos cambios se denominan procesos geológicos. Las formas de relieve son consecuencia de la acción de varios agentes; éstos pueden ser internos cuando se originan dentro de la corteza terrestre, como los movimientos tectónicos o externos cuando actúan sobre la superficie terrestre, como la erosión y el intemperismo.
El tectonismo es un conjunto de fuerzas internas que modifican el relieve terrestre. Se divide en: diastrofismo y vulcanismo.


Diastrofismo

Este es un proceso geológico que abarca todos los movimientos de las rocas que constituyen la corteza terrestre.
Los movimientos diastróficos pueden ser:

  • Epirogénicos: del griego epeiros, continente, y genico, origen: su movimiento es vertical; sus fuerzas son formadoras de continentes y hundimientos que dan lugares a los oceános. Se manifiestan con lentitud en sentido vertical y son consecuencia de la isostasia.
  • Orogénicos: son movimientos formadores de montañas. Son fuerzas rápidas y de sentido horizontal. De acuerdo con la elasticidad de las rocas, compresión y tensión que pueden soportar, llegan a formar plegamientos o fallas; por ejemplo la falla de San Andrés.
Los plegamientos son pliegues que se forman en regiones de estratos sedimentarios como resultado de la compresión. Las partes de un plegamiento

Origen de los plegamientos:
  • Contracción: encogimiento de la Tierra al enfriarse.
  • Deriva Continental: el choque de dos placas tectónicas.
  • Expansión: los dorsales que se encuentran en el fondo oceánico son formadas por el movimiento de convección ascendente de manto.
Las fases de los plegamientos son: Algómica, Assíntica, Caledónica, Varisca y Alpidica.
Las rocas se rompen cuando ya no soportan la compresión y la tensión a la cual son sometidas. Cualquier grieta o fisura en la roca sólida se llama diaclasa.

Una falla es una ruptura de la corteza terrestre, la cual se forma en dos o más bloques dislocados por el movimiento de desplazamiento.
Existen diversos tipos de falla: vertical, gradería, inclinada y horizontal. Las partes de una falla son: pilar, horst y fosa tectónica o graben.

SISMICIDAD

Los temblores o sismos son movimientos vibratorios de la corteza terrestre de origen volcánico o distrófico. Los temblores de tierra o sismos son la consecuencia de procesos geológicos.

Características de los sismos:

  • Maremotos: son temblores que se producen en el fondo marino. Éstos provocan un movimiento vertical de grandes masas de agua, las cuales forman olas sísmicas llamadas tsunamis.
  • Licuación del suelo: Los terrenos pierden su consistencia y se comportan como arenas movedizas.
  • Foco o hipocentro: Lugar donde se propagan las ondas sísmicas en todas direcciones hasta llegar a la corteza terrestre.
  • Epifoco o epicentro: lugar donde el sismo se percibe con mayor intensidad y a partir del cual se propagan las ondas superficiales que provocan.
Los sismos se propagan a través de ondas sísmicas, cuya velocidad depende de la densidad y elasticidad de las rocas de la zona afectada.
La magnitud de un sismo es la extensión que alcanza las vibraciones de la corteza terrestre. De esta manera los temblores pueden dividirse en:
  • Macrosismos: temblores de gran magnitud.
  • Microsismos: temblores que por ser muy débiles pasan inadvertidos.
De acuerdo con la dirección de las ondas sísmicas, los temblores pueden ser:
  • Oscilatorios: de movimiento horizontales.
  • Trepidatorios: de movimiento vertical.
Las principales zonas sísmicas del mundo son: Círculo del Pacífico, Círculo del Mediterráneo, Faja Pamir-Baikal, Cresta Mesoatlántica y el Área triangular de Asia Oriental.

VULCANISMO

Los antiguos Griegos llamaban Vulacano al dios del fuego, nombre del cual se deriva la palabra vulcanismo. Es el fenómeno que consiste en la salida desde el interior de la Tierra hacia la atmósfera, de rocas fundidas o de magma acompañadas de emisión de gases. Vulcanología es la ciencia que estudia los fenómenos volcánicos.
En el interior de la corteza terrestre existen depósitos de magma, material ígneo de elevada temperatura que constituye el foco del volcán.
Volcán es la abertura de la corteza terrestre por donde emerge material ígneo procedente del magma. Según su grado de explosividad y de lava derramada, se reconocen los siguientes tipos o fases de erupción: hawaiana, estromboliana, vulcaniana, peleana e irlandesa.

Existen alrededor de 5 300 volcanes sobre la Tierra. Según la sección de vulcanología del Instituto de Geografía de la UNAM ocurren en el mundo 600 erupciones volcánicas cada siglo y 19 en México.

las manifestaciones volcánicas son:
  • magma: material incandescente del interior de la Tierra, que en la superficie se convierte en lava.
  • gases: vapor de agua, nitrógeno, anhídrido sulfúrico, anhídrido carbónico e hidrógeno entre otros.
  • material piroclástico: pedazos de roca que salen a elevadas temperaturas.
  • cenizas y polvo volcánico: cuando se compactan forman tobas.
  • manifestaciones volcánicas secundarias: se presentan casi siempre cuando un volcán esta en su fase terminal.
  1. fumarolas: descargas constantes de vapor de agua y oros gases.
  2. solfataras: son emisiones de gases pero con un alto contenido de ácido sulfhídrico y anhídrido carbónico.
  3. mofetas: emisiones de gases que contienen dióxido de carbono.
  4. géiseres: surtidores de vapor de agua y agua caliente que arroja un volcán.
  5. fuentes termales: manantiales de agua caliente que contienen diversas sales minerales.
De acuerdo con su actividad, los volcanes se clasifican en inactivos y activos.

Zonas volcánicas

Las regiones volcánicas se relacionan estrechamente con las dorsales oceánicas y las zonas de subducción formadas por las placas tectónicas; en estas zonas se producen el mayor número de manifestaciones volcánicas, por lo cual se les da el nombre de cinturones de fuego. En el planeta se encuentran tres cinturones de fuego: Cinturón de fuego del Pacífico, Cinturón Mesoatlántico y Cinturón del Mediterráneo.

Actividad volcánica y su aprovechamiento:
  • Agrícola: las cenizas volcánicas fertilizan los terrenos.
  • Energía geotérmica: consiste en aprovechar el calor interno de la Tierra.
  • Centros turísticos: En las zonas volcánicas se forman manantiales termales que contienen diversos minerales, por lo cual se utilizan con fines medicinales.